Martes 12 de Diciembre del 2017 - 12:44:03
Inicio | Contacto | Iniciar Sesión  
 

Academia de Ciencias

Lunes 01 de Noviembre del 2010
\"El apartamento compartido más caro del mundo\".
Astronómicos también son los gastos de funcionamiento de la estación, puesto que en el espacio no se puede comprar nada, lo que obliga a mandar desde la Tierra todos los suministros en transbordadores: toneladas de ropa para lavar, el correo ..
ESTACION ESPACIAL INTERNACIONAL - INTERNATIONAL SPACE STATION

Diez años de la ISS, el "proyecto más complejo de la humanidad"


Todas las felicitaciones se dirigen en estos días a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), que estedomingo cumplirá diez años albergando vida humana de forma continuada en el espacio y que alguna vez alguien llamó con sentido del humor "el apartamento compartido más caro del mundo".
Lo que comenzó como una gran aventura el 31 de octubre de 2000 fue convirtiéndose con el tiempo en una situación normal. Sus proyectos de investigación y complejas misiones al exterior pasaron a llamar la atención menos que sus curiosidades y averías.
El proyecto se considera además un símbolo de éxito de cooperación internacional. En la estación trabajaron 15 naciones, tanto en su construcción como en su financiación, entre las que se encuentra también España.
Desde el año 2000, fecha de la primera expedición, han viajado al complejo situado a 350 kilómetros de altitud unos 200 pasajeros. Entre ellos se encontró el español Pedro Duque, que acompañó en octubre de 2003 a Michael Foale y Alexander Kaleri y permaneció ocho días a bordo, así como Carlos Noriega Jiménez, un astronauta peruano- estadounidense que viajó a la ISS en 2000.
También han viajado hasta ahora siete turistas que pagaron 20 millones de dólares por la visita a la ISS, haciendo que la estación funcionara como un gran apartamento compartido en el que también se tiene que hacer frente a problemas muy terrenales, como las costosas reparaciones de los supertecnológicos inodoros.
Además, la ISS es la obra de construcción más grande del espacio exterior. Varios módulos han tenido que ser lanzados y ensamblados in situ para que el próximo año esté acabada. Su vida útil no terminará antes de 2020, pero la ISS ya es la estación espacial habitada más longeva. Su predecesora rusa, la MIR, fue retirada en 2001, cuando la hicieron caer sobre el océano Pacífico.
Astronómicos también son los gastos de funcionamiento de la estación, puesto que en el espacio no se puede comprar nada, lo que obliga a mandar desde la Tierra todos los suministros en transbordadores: toneladas de ropa para lavar, el correo de los seres queridos, el oxígeno o los alimentos.

La comida, por ejemplo, cuesta en el espacio tanto como en un restaurante de lujo: unos 350 euros (486 dólares) diarios por cada uno de los miembros de la expedición. Y eso que apenas hay variedad culinaria, pues el menú se repite cada ocho días y los platos solo consisten en cosas que pueden agarrarse bien con los cubiertos, debido a la falta de gravedad. Así, el pan está prohibido, ya que las migas podrían dañar la cara infraestructura técnica.
Las maniobras de acoplamiento entre los transbordadores y la estación requieren trabajos milimétricos y mucho tiempo, ya que el complejo se mueve a unos 28.000 kilómetros por hora y debe esquivar continuamente la chatarra espacial. Para dar una vuelta al planeta, la ISS necesita solo media hora, lo que hace que en Nochevieja los astronautas puedan brindar hasta 15 veces por el año nuevo.
Una de las primeras impresiones que expresó el astronauta Yuri Guidzenko fue: "La estación es bonita, luminosa, está limpia y todo funciona". Él era uno de los primeros en habitarla, junto al ruso Serguei Krikalyov y el estadounidense William Sheperd, todos ellos a bordo de la primera misión que viajó a la ISS.
Mike Seffredini, el oficial estadounidense de la NASA para la estación, afirmó 10 años después: "Es un transbordador impresionante". Según el experto, la ISS es "el proyecto más complejo que la humanidad haya emprendido nunca".
Pero la euforia se ha ido convirtiendo poco a poco en rutina y las inversiones mastodónticas que se han realizado (unos 100 millones de euros o 139 millones de dólares) provocan críticas de sus opositores, pues su uso no está relacionado con el gasto: algunos de los proyectos de investigación acumulan un gran retraso en su acometida con respecto al programa.
Además, a partir de 2011 los vuelos con transbordadores de Estados Unidos cesarán definitivamente, por lo que todo el transporte de material y de personal tendrá que hacerse con las cápsulas Soyuz rusas y con las naves Progress.
Debido a la reducción de posibilidades de los vuelos, los observadores temen que el desarrollo de los laboratorios espaciales se retrase más todavía. Sin embargo, Moscú acaba de sacar a concurso la construcción de dos nuevos transbordadores, lo cual es un claro signo de que Rusia, histórica nación espacial, se mantiene en su compromiso de continuar con los vuelos tripulados.


Publicidad



Galería de Fotos

Enlaces

Publicidad




PLUS NOTICIAS









Escríbanos

ACADEMIA DE CIENCIAS

Visitas

Visitas de Hoy:945
Visitas de Ayer:2646
Visitas del Mes:845187
Visitas Totales:10242774

Academia de Ciencias