Martes 12 de Diciembre del 2017 - 12:53:59
Inicio | Contacto | Iniciar Sesión  
 

Academia de Ciencias

Jueves 11 de Abril del 2013
Las claves de la buena orientación
Algunas personas tienen una habilidad prodigiosa para recordar sitios, encontrar rutas y desplazarse cómodamente por lugares que no les son familiares. ¿Qué las distingue del resto?
En 1980, tuvo lugar un experimento en la Universidad de Manchester, con el propósito de investigar la teoría de que la gente con un buen sentido de la orientación tienen la habilidad de detectar el norte magnético, como las aves migratorias.
Para ello, un grupo de estudiantes partió en un bus con los ojos vendados. A la mitad de ellos les amarraron imanes a la cabeza y a otros sólo barras de latón.
Cuando los bajaron del bus unos kilómetros más allá, se les pidió que adivinaran en qué dirección estaba la universidad, de la que habían partido.
El grupo que tenía barras de metal en la cabeza lo hizo muchísimo mejor, lo que parecía indicar que lo que los guiaba era una habilidad para detectar campos magnéticos, que habían sido interferidos en el caso del grupo con imanes.
A pesar de ello, ningún otro estudio desde entonces ha replicado estos resultados, de manera que la hipótesis aún no ha sido probada.
Aunque muchos experimentos han querido buscar una explicación científica a la capacidad de orientarse con facilidad, la razón biológica parece ser mucho más simple.
Los buenos "navegantes" actualizan mentalmente su posición geográfica prestando atención a la evidencia física.
Ciertas culturas que viajan sin la ayuda de la tecnología han desarrollado estos mecanismos de un modo asombroso. Ese es el caso de los habitantes de las islas Polowat, en el Pacífico oeste, que se basan en las corrientes de agua y en las estrellas para encontrar la trayectoria correcta.
Hay quienes parecen tener un mapa en la cabeza.
Los neurólogos aseguran que fijarse deliberadamente en puntos de referencia y en las vueltas que se dan cuando uno está moviéndose normalmente ayuda a crear un mapa cognoscitivo del área.
"Algunas personas parecen atender al entorno más que otras, así como algunos atienden a los nombres más que otros"
Por lo tanto, los que suelen perder el norte a menudo no deben resignarse: acostumbrarse a prestar más atención a aquello que les rodea puede serles de gran ayuda para encontrar, finalmente, el camino de vuelta.

Publicidad



Galería de Fotos

Enlaces

Publicidad




PLUS NOTICIAS









Escríbanos

ACADEMIA DE CIENCIAS

Visitas

Visitas de Hoy:1183
Visitas de Ayer:2646
Visitas del Mes:845425
Visitas Totales:10243012

Academia de Ciencias